viernes, 28 de noviembre de 2014

¡Mil veintiséis gracias!

¡Hola a todos!

Antes de que llegue el fin de semana, me gustaría daros las gracias a todos los que nos seguís desde distintas partes del mundo (Estados Unidos, Polonia, España, Ecuador, etc.). Gracias a vosotros, hemos llegado a las 1.026 visitas. Algunos pensaréis que mil visitas no son nada pero yo, que entro todos los días a ver como evoluciona el Blog, estaba deseando que llegara este momento. 

Son muchos los esfuerzos que hay detrás de una iniciativa como esta y también muchas las incógnitas. A veces, caminamos seguros y con las ideas claras pero cualquier imprevisto puede hacer que nos tambaleemos. En pocos meses, sabremos a ciencia cierta si los primeros resultados son positivos y podremos seguir caminando con más seguridad. 

Estas 1.026 visitas son parte del reconocimiento que se merecen no sólo todos los miembros del equipo sino también todas las personas que se están implicando en el proyecto. 

Los directores de los centros, los profesores y los logopedas que nos ayudan: ellos nos ofrecen su tiempo de manera altruista, haciendo valiosas aportaciones al corpus y a la narrativa del videojuego. 

Los chicos y chicas con Síndrome de Down que participan en las grabaciones (a veces muy pesadas para ellos): ellos son los que están haciendo posible el estudio permitiéndonos conocer con más detalle sus dificultades comunicativas. Además, participan activamente en la creación del videojuego dándonos su opinión sobre las ilustraciones y el argumento. Ellos son los verdaderos héroes y, por eso, se merecen una buena herramienta. 

Con el videojuego, esperamos conseguir esa herramienta de héroes: que, jugando, mejoren sus capacidades entonativas y su interacción comunicativa; que aumenten su memoria a corto plazo gracias a la repetición y el continuo seguimiento; que amplíen su léxico y conecten con el mundo que les rodea. En fin, queremos abrir una ventana virtual a la inclusión y que, de alguna manera, jugar a ser un héroe en una ciudad ficticia les dé la confianza y seguridad necesarias para ser héroes en el mundo real. 

¡Buen fin de semana a todos y mil veintiséis gracias!