lunes, 13 de octubre de 2014

En busca del test perdido...

¡Hola a todos! Esperamos que hayáis empezado el lunes con buen pie. 

Esta semana se nos presenta movida, ya que tenemos varias reuniones de proyecto y algunos temas pendientes. Entre otras cosas, estamos investigando acerca de los test de evaluación cognitiva que pueden ayudar a clasificar a nuestros alumnos en función de sus capacidades. 

Inicialmente, no nos preocupamos de hacer ningún test debido a que los logopedas de los centros colaboradores utilizan diferentes tipos de test en función de las capacidades que quieren evaluar y, por tanto, es imposible extraer valoraciones individuales que obedezcan a los mismos parámetros de evaluación. Es decir, no podemos comparar los niveles cognitivos de diferentes individuos si han sido evaluados con distintos test. Por eso, buscamos el "test perdido", aquel que nos ayude a establecer parámetros de evaluación básicos y localizables en diferentes test.

Puesto que nuestra intención era ceñirnos a las capacidades comunicativas, inicialmente utilizamos el corpus que habíamos creado para testar su desarrollo cognitivo en cuanto a capacidades de lectura e imitación. Es decir, durante las grabaciones del corpus, tenemos en cuenta el número de palabras que cada participante puede leer de manera continua en una misma oración y, en caso de no tener desarrollada la capacidad de lectura, el número de palabras que son capaces de memorizar también para una misma oración.

A partir de estas pruebas, hemos establecido tres niveles de desarrollo verbal (imitación, lectura/imitación básicas y lectura desarrollada) pero no hemos podido comprobar de manera consistente aspectos como la comprensión o la producción libre. Por ello, estamos accediendo a algunos test relacionados con la capacidad lingüística. En concreto, nos ha llamado la atención el Test for Reception Grammar (TROG-2) de la doctora Dorothy Bishop, una psicóloga británica especializada en desórdenes del desarrollo. 

Este test, ha sido usado en muchas investigaciones relacionadas con desarrollos atípicos de la comprensión gramatical, ya sea debido a discapacidades intelectuales o a lesiones cerebrales. Nuestra intención es acceder a dicho test gramatical, que incluye un manual, unas fichas y un libro de estímulos, para diseñar un test más básico dedicado al español y el catalán. De esta manera, podremos cubrir las posibles carencias de nuestras evaluaciones iniciales, fundamentando las pruebas en un test con reconocimiento internacional. 

Aun así, seguimos buscando otros test cognitivos relacionados con el lenguaje (comprensión, producción, pragmática, etc.) y dedicados a lenguas románicas. Si alguno de vosotros puede aconsejarnos, ya sabéis: ¡cualquier ayuda será bienvenida ;)!

¡Un saludo y ánimo con la semana!