martes, 28 de octubre de 2014

Una ciudad envidiable


Hola mis lectores :) Sé que estáis ahí porque miro las estadísticas y veo que me seguís desde diferentes partes del mundo. Ahora os falta animaros a escribir algún comentario. ¡Estamos deseando leer vuestras opiniones! 

Para animaros a hacerlo, hoy os hablaré de Barcelona, mi centro en muchos sentidos. Para mí ha sido una ciudad de referencia cultural y emocionalmente. Yo vivo alejada de la ciudad y no he podido disfrutarla diariamente pero precisamente creo que, gracias a eso, cuando la visito, la miro con otros ojos, la valoro y la intento conocer. 

Tengo muchos amigos que viven en barrios muy céntricos de la ciudad (p.e. Gràcia, el Raval, el Gòtic, la Sagrada Família, L'Eixample, etc.). Todos adoran su ciudad en un sentido emocional. La viven, la comparten y la sufren todos los días. Yo la adoro en un sentido físico; visual, olfativo, auditivo y táctil. La admiro por su belleza y la observo con detalle cuando voy con tiempo porque siempre me sorprende con fachadas jamás descubiertas, con tactos antiguos. A veces odio cómo huele y me pregunto cómo sería respirar todos los días en ella. Pero también ocurre algo bonito con sus olores… Cuando se juntan olores extraños, entre comida exótica y olor a barrio, sé que estoy en “el Raval” y reconocerlo por su olor me hace sentir parte de la ciudad. Sus sonidos, sus pitidos, las voces de la gente diciendo “cruzad ahora”, las sirenas cantando y brillando, el tacto de las castañas calientes en otoño y las tarrinas de helado en verano, el apoyarse en el metro entre veinte manos y pedir perdón si pellizcamos a alguien… El contacto con todo tipo de gente, de mil edades y razas. Barcelona es eso, es sentirse vivo.

¿Por qué os hablo de Barcelona? Pues porque esta envidiable ciudad va a ser nuestro escenario inspirador para el videojuego. Queremos crear una ciudad moderna; que tenga vida y transmita una sensación agradable; que, incluso, nos haga respirar algo de magia. Barcelona sabe mucho de magia, alberga historias increíbles en sus edificios y calles. Por eso, vamos a intentar disociarla de ese punto de estrés, de ruido, de movimiento frenético, que inevitablemente tiene y nos vamos a quedar con la esencia de esta amplia ciudad. Queremos que sus calles nos inspiren y nos den aliento para respirar mejor, para comunicar mejor.


He estado viendo vídeos y recopilando imágenes de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Os dejo un enlace por si queréis dar un paseo por ella. Pero, ahora, pienso recorrerla, buscar rincones distintos, que no conozcáis, y hacerle fotos coqueta para que nuestra ilustradora Patricia plasme esa esencia real, palpable y compartida de nuestra ciudad. 

Si alguno de vosotros se anima a ofrecernos sus fotos y su descripción de ellas, sea objetiva o subjetiva, genial. Quizás os pedimos permiso para aprovecharlas en el diseño gráfico del videojuego ;)

Un abrazo.